domingo, febrero 28

El caso de Hollie Greig y las redes de la élite Pedófila en Escocia...

El caso de Hollie Greig es una de esas historias que le hará sentir terriblemente enfermo por dentro y a la vez le hará querer llevar a los responsables ante la justicia.  Hollie vivía en Aberdeen, Escocia. 



Su familia estaba compuesta por Anne, su madre, su padre Denis y su hermano Greg. 



Fué en el año 2000 cuando Hollie le contó a su madre algo muy perturbador que cualquier madre teme oír – que había sido repetidamente abusada sexualmente por su padre, Denis Charles Mackie y por su hermano Greg. 



Este abuso se remontaba a cuando Hollie tenía seis años. Hollie también le contó a su madre que su hermano Greg también había sido abusado por su padre. Hemos oído historias de tales horrores muchas veces, especialmente cuando otro miembro de la familia también ha sufrido abusos y esa persona se convierte entonces en parte de la tela de araña y lastimosamente las víctimas de control mental que ya en otras ocasiones hemos publicado.





Tal como uno podría esperar, Anne denunció inmediatamente el incidente a la Policía de Grampian en Aberdeen y fué entonces cuando las cosas empezaron a ir terriblemente mal. 



Durante un tiempo Hollie empezó a recordar los nombres de aquellos que habían abusado de ella. Anne finalmente supo que su marido Denis había ofrecido a su hija a una red de pedófilos. Uno puede imaginar los terribles abusos, el dolor psicológico y humillación que sufrió Hollie durante este período y el terrible dolor que sufrió su madre también.



Se convirtió en un nuevo shock cuando Anne supo que esta red de pedófilos incluía al oficial de policía en activo en la Policía de Grampian, Terry Major, y un caballero muy destacado llamado Graeme Buchanan que casualmente era el Sheriff de Aberdeen.





Después de algunas profundas investigaciones por parte de personal médico y la Policía de Grampian, la versión de Hollie fué plenamente aceptada como auténtica pero hasta ahí es donde llegó el caso, ya que todo fué muy cuidadosamente barrido bajo la alfombra. Uno de los protagonistas de este deplorable caso fué Elish Frances Angiolini QC (fotografía de la izquierda), una abogada escocesa que sirvió en la lista política de Lord Advocate en Escocia desde 2006. Su biografía dice que fué nombrada para el cargo de Fiscal General de Escocia en noviembre de 2001, la primera abogada en ostentar ese cargo. Esta mujer impidió cualquier acción emprendida por la policía o debería decirse.... contra la policía y el Sheriff y posteriormente permitió al ofensor principal, Denis Charles Mackie (el padre de Hollie) escapar del país y asentarse en Portugal.



La historia no se detiene ahí porque las autoridades comenzaron a realizar una campaña para desacreditar e intimidar a Anne obligándola a ingresar en una institución mental con la esperanza de quitarle a Hollie entregándosela de nuevo a su diabólico padre. Anne se mantuvo firme y consiguió que la revisara un destacado psiquiatra que certificó que estaba perfectamente cuerda. Esta mujer valiente se enfrentó a estas tácticas intimidatorias obligándoles a aceptar las conclusiones del psiquiatra.









Durante los años siguientes Anne se mantuvo firme y continuó luchando esta batalla, lo que la condujo a ser capaz de convencer al News of the World a hacerse eco de historia en 2009. 



Lo que también resultó perturbador fue el hecho de que Hollie había estado recibiendo pagos del “Criminal Injuries Compensation Authority” (Autoridades de Compensación por Lesiones Criminales) que como sabemos es un pago concedido a víctimas de crímenes. Uno debe entender plenamente que para que este pago tenga lugar uno tiene que haber sido investigado por las autoridades para ser autorizado a recibirlo… seguramente esto en sí mismo es una expresión de culpabilidad aunque a día de hoy no se ha llevado a cabo ninguna investigación.



El padre de Hollie Denis y Greg (su hermano) se marcharon a vivir a Portugal, lugar que casualmente resultó ser el mismo país de donde desapareció Madeleine McCann. Anne decidió que debería alertar a las autoridades y fue a otra comisaría de policía en su casa recién adquirida en Shrewsbury. Tenía la esperanza de que la policía local escucharía su historia y que ellos notificarían entonces a sus homólogos en Portugal de que este pedófilo se había instalado allí y podría estar relacionado con Madeleine. Se hizo evidente que esta posible información vital no fué entregada por la Policía Británica.





Los investigadores privados de la situación de Hollie han desde entonces revelado la presencia de otras redes de pedofília en Escocia y se hizo patente que personajes destacados de las autoridades en Escocia están preparados para obstruir el curso de la justicia y permitir que el abuso sexual a estos vulnerables miembros de nuestra sociedad sigua sin investigar con el fin de salvar sus propios cuellos. Esta carta muestra claramente los nombre de los delincuentes.



Esta carta es del periodista Robert GREEN en nombre de Anne y Hollie MacKie dirigida al Sheriff Graeme BUCHANAN.  La pedofília está profundamente enraizada en nuestra sociedad y en el pasado abarcó a algunas personas extremadamente poderosas, incluídos políticos, personajes públicos e incluída la realeza etc. El hecho de que un oficial de policía en activo estuviera implicado y un personaje destacado del sistema jurídico de Escocia no puede ser tomado a la ligera y aunque muy seguramente a pesar de transcurridos tantos años de los hechos jurídicamente no pase nada, es claro que debemos compartir estas historias que nos muestran la cruda realidad del mundo en que vivimos, donde una élite disfruta maltratando a la infancia, la cual es usada para un programa más destructivo de lo inimaginable y sus implicaciones a nivel espiritual podemos percibirlas en cada esquina.







David Icke hablando del tema Hollie Greig



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar

Derechos reservados Katecon2006. Con la tecnología de Blogger.

Tienda Orgonita

Compartir este post